Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

sábado, 23 de octubre de 2010

SI LLUEVE AL AÑOCHECER

Anochece, ha empezado a llover y la lluvia llena de melancolía mi entorno pero no mi vida. Yo amo las noches de lluvia, me imagino mi casa, mi vida, como yo quiero que sea, todo es más mio, más cálido, más grato, más familiar,....Mi hogar se llena de una intimidad tan intensa, tan dulce, que se convierte en mi refugio, un pequeño rincón, un nido caliente y claro y sereno en esas horas propicias al ensueño y al amor, un amor tranquilo, sin sobresaltos ni angustias, pero lleno de sueños, anhelos, deseos a veces imprecisos pero que reflejan el éxtasis en mi mirada, una mirada cómplice en el silencio de la noche.

Y sentada en la alfombra
al calor del hogar
¡Oh mi amor!, no me riñas,
déjame que disfrute
del sabor de tu miel,
que codicie tu boca,
que pretenda tu cuerpo,
que repose en tus brazos
y acaricie tu sien,
y que sea tu amante
y que pase los días
y se llene mi alma
de una fresca alegría

8 comentarios:

  1. Muy dulce Chus. La lluvia siempre nos mima, nos hace sentir mejor. Nos cura por dentro. Nostalgia, mucha nostalgia. Y la máquina de coser convertida en una mesita con recuerdos. Cada vez que me paso por aquí, me revoluciono. Debe haber un punto ahí que se me escapa.
    Un abrazo fuertote Chus.

    ResponderEliminar
  2. ¡Como te comprendo, Chus! porque también siento lo mismo. Siento una enorme satisfación al pensar que llueve fuere pero que en mi hogar se respira paz, amor, tranquilidad... y la sola idea de que pasaré la tarde en casa viendo alguna de mis series preferidas en el ordenador, o tejiendo, o blogueando me llena de alegría.

    En tu exposición y en tu poema se respira calidez, la misma que tiene ese rincón de la foto, con la base de una máquina de coser haciendo de mesita. Es una preciosidad.

    A mí me encantan las máquinas de coser, tengo una en la cocina pero con mueble. Mi madre fue bordadora, así que yo con 9 años me subí ya a una máquina. Sé coser y sé bordar aunque ahora apenas lo haga. No paso de arreglillos de pantalones, bastillas y cosas así pero bordar algún mantel o algùn juego de sábanas ya no me pongo a ello, lo hago a mano.

    Espero que ya te hayan arreglado el ordenador.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Fuera, llueve. La triste melodía
    de la lluvia de enero te ha llenado
    de una música nueva. Se ha dorado
    contigo el pastizal de la alegría.
    Dentro, contigo, el corazón se sabe
    reconfortado y puro. Sol suave.
    Gozoso mayo, mientras llueve fuera.

    Ángel García López

    Preciosos versos para estos momentos en los que el frío y la lluvia serán los protagonistas, como el cambio de hora, pero si tienes a tu lado a esa persona especial, todo se verá y sentirá de un modo diferente, disfrutando de una gran intemidad.

    Me gustó mucho esta lectura.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me gusta la lluvia... si es en compánía del ser amdado, mejor aún.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Llevar a cabo la acción del precioso poema en un ambiente como el que has descrito, es algo hermoso, dulce, cálido, apetecible y apetitoso.
    Felicidades.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la lluvia, tiene un embrujo especial, preciosa tu forma de relatar sobre la lluvia y muy bello tu poema de amor.
    Biquiños, Chus.

    ResponderEliminar
  7. Y que esa fresca alegría perdure para siempre en la luz de tu alma. Un placer leer tan bella poesía

    ResponderEliminar
  8. La lluvia desde el calor de nuestro hogar es calma.

    Que tengas buen día, Chus.

    ResponderEliminar