Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 23 de noviembre de 2010

25 NOVIEMBRE DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO

EL COLOR PURPURA

25 DE NOVIEMBRE
DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GENERO





No es solo mi alma la que implora,
la que sufre sus golpes
y cada día llora.

Es mi carne doliente,
son mis labios heridos
los que gritan de horror y tiritan de frio.

¿Quién golpeó tu cuerpo?.
¿Quién te quemó con fuego?.
¿Quién te sesgó la vida?.

El silencio me oprime,
casi no puedo hablar.

-Fue su mano maldita
la que me golpeo,
-un leño de su hoguera
con el que me quemó,
-y una daga afilada
que en mi pecho clavó.

Y pregunto yo, ahora.
¿Quién me cura esta herida?.
¿Quién mi sueño vigila?.

No sufras hija mía,
ya limpio yo esa herida.
Mi mamita querida, yo velaré tu sueño,
puedes dormir tranquila.
Chus


SI UNA MULA PUDIERA DECIR A LA GENTE COMO LA TRATAN , SEGURO QUE LO DIRÍA, ¿POR QUÉ DEJAS QUE TU VIDA SEA UN BARCO A LA DERIVA?

¿Habrá alguien que dude de lo hermosa que puede ser la vida cuando se es feliz?
Bien cierto es que en el mundo no hay mujer mas rica que aquella que es libre, libre para decidir, libre para escoger, libre para ser feliz, ¿Te resignarías tu a no poder ser feliz, a perder tu libertad?
Yo no, desde luego.
El corazón aprende a desear la felicidad que no tiene o no puede tener, ¿por qué entonces no salimos a buscarla?.
El problema es qué a menudo tropezamos en la misma piedra, y como no tenemos a nuestro lado quien nos sostenga, caemos, nos levantamos y volvemos a caer así una y otra vez, hasta que no nos quedan fuerzas ya para volver a levantarnos.

Como esa muchacha, que un día se enamoró como una boba y hoy es una pobre infeliz, a la que le han robado su vida, una vida que ha pasado del amor, la bondad, la confianza; al dolor, sufrimiento, desengaño. Ha perdido su belleza, su juventud, su orgullo, su autoestima, en fin todo. Y cada mañana al despertar, si es que despierta, sentirá que cada día que pasa se hunde un poco mas en esa ciénaga, y no encuentra a que agarrase para al final tocar fondo.
Si la miras ¿qué ves?
Una suplica ansiosa en su mirada, una vida llena de decepciones ácidas, un corazón labrado a golpes. Y es entonces, cuando la vida nos ha deshojado por completo y la sombra va cegando nuestros ojos, cuando recién entendemos la cruda realidad en que vivimos, cuando creemos que ya no nos queda nada , y al limite de la desesperación buscamos la manera de huir de ella, y quizás entonces y solo entonces nos percatemos que siempre hay una mano amiga a la que acudir, que nos ayudara a salir de la penumbra, del a sombra, del abismo, y tengamos el valor suficiente para dar un paso al frente y no volver la vista atrás.

Es tan difícil luchar, he visto a tanta gente caer una y otra vez, hoy vienen y denuncian, mañana vuelven y perdonan y llevan años así, dentro de ese circulo vicioso incapaces de salir de él, aunque sean apaleadas una y otra vez, la dependencia emocional es tan fuerte que son incapaces de romperla, incluso el sentimiento de culpa que hace que su autoestima esté por los suelos ¿qué les queda?.
Unas pocas logran salir de ese circulo, pero no deja de se una pequeña minoría. Y a algunas la vida se les escapa sin ni siquiera poder luchar.
Y a su alrededor todo se vuelve purpura.

EL CAMINO DEL CAMPOSANTO

Hoy he pasado por un camino triste
donde sólo cantan los sapos y los grillos.
Es un camino estéril, reseco, sin orillos
de lodo y que no viste.

Reborde de cicutas ni de cardos
me asaltó la garganta un sabor de ceniza,
medrosa, entre mis labios se agazapó la risa,
vi mis dedos rosados como diez huesos pardos.

Untados de penumbra, de humedad y de tierra.
Y cual si me golpearan las manos del espanto,
huí de aquel camino largo del camposanto
mientras el sol de azufre se acostaba en la sierra.

Juana de Ibarbourou

12 comentarios:

  1. Dios, vaya entrada. Me has dejado un poco trastocada, sobre todo el final.Que razón tienes y que difícil es tomar decisiones a veces. Gracias por tu compromiso con esta causa tan necesaria.
    Un abrazo de colores, que se llene de colores toda tu semana. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada estupenda, enhorabuena.
    Bicos

    ResponderEliminar
  3. Parece muy facil luchar, ¿verdad? pero no lo es tanto, al menos para esas mujeres que siguen soportando violencia y por desgracia para las que han dejado este mundo a mano de sus parejas.
    biquiños
    Aldabra

    p.d.: hay que seguir ahí denunciando.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto la película "El color púrpura" es una delicia. Biquiños,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  5. Mañana estaré en la manifestación, sé que no es mucho, sé que es casi nada, pero aparte de pedir educación y más educación, no se me ocurre otra cosa que pueda hacer: denunciar y seguir apoyando iniciativas que valgan la pena.
    EStupenda entrada.

    ResponderEliminar
  6. Sobrecoge la entrada pero gracias por ella, Chus.

    Ojalá un día todo sea un mal recuerdo y, a la mujer, se la valore y se la respeste. Nadie pertenece a nadie, mucho menos su VIDA.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Ufff, Chus..tremendas y necesarias tus palabras...emocionada y agradecida por ellas.
    BASTA YA!!!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Genial.
    Tantos morados concentrados en una sola mujer...
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Quería agradecerte tu comentario en la entrada de Las Sombras y decirte que ahi te dejé respuesta. Una pena lo de tu amiga, ella se hace daño a sii misma y es la única responsable.
    NO su historia pasada, ni nadie más.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Y sobre esta entrada, tambi[en hoy publiqu[e una en contra de la violencia doméstica en cualquiera de sus formas.

    PD me costó muchísmo ponerte comentario, no sé que cuernos pasa con bloger, peor está atentando contra mi paciencia.

    ResponderEliminar
  11. "El catedrático en Psicología Clínica en la Universidad del País Vasco Enrique Echeburúa, aclaró que, "no existe un maltrato aislado", y que en muchas ocasiones las víctimas tienen una distorsión cognitiva de la realidad y piensan que pueden "cambiar" la actitud negativa de sus parejas, mientras que lo que sucede es que con el paso del tiempo se "agrava" esa conducta violenta".

    Hoy una compañera de cincuenta años comentaba "es que no entiendo como pasa esto; si un hombre te maltrata lo primero que hay que hacer es poner una denuncia y después, salir de casa y acudir a todos los medios y recursos que ponen a su alcance". Con esta rotundidad hablaba y mi respuesta fue: "no todas las mujeres lo tienen tan claro como tú". Realmente, no hemos avanzado tanto como pensamos, aún queda mucho por hacer, en cuanto a la actitud y comportamiento de las mujeres, somos nosotras las primeras que deberiamos cambiar.

    Me gustó mucho tu lectura, es triste y lamentable pero está muy bien narrada. Un placer leerte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Elaborado, solidario, y desearía no pensar que utópico...
    Una sonrisa

    ResponderEliminar