Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

lunes, 6 de diciembre de 2010

DETRÁS DE TÚ SONRISA ¿QUÉ SE ESCONDE?

Tus sueños, tan cerca del mañana, tu vida 
tan llena y tan vacía.
Te veo sonriendo y me pregunto
Detrás de tú sonrisa ¿qué se esconde?

-Se esconden los colores de mi vida.

Te miro en el espejo y no te veo,
No encuentro tus rasgos ni tu nombre.
Quizás,
¿sabes tú, donde se esconden?.

-Quizás, detrás de una mentira.

La luna vigila nuestras noches,
la luna y todas las estrellas,

salimos al balcón a contemplarlas,
tu mirada se pierde en el vacío.
Te miro de reojo
 y ¿qué descubro?

-Descubres, que hay noches que serán,
y otras, que han sido,

que hay penas y amarguras que perduran
y otras, que se han ido,

que todo y nada, es
lo qué tu y yo hemos perdido.

                                                                Chus

A medida que pasa la vida, de cada pena, de cada tristeza, nos va quedando en el corazón una puntilla melancólica. Como se sufre y como duele, ¿quién no ha llorado por la primera amistad qué se ha roto, por el primer amor que se ha perdido?.
Se que hay personas a las qué el primer golpe de adversidad las hunde para siempre, pero hay otras ( la mayoría, espero) que quieren y saben quererse y esa es su verdadera razón, la razón de su vida, y a pesar de esas puntillas el corazón no sabe cansarse de querer, y si el amor se cansa para que no duela lo llamamos olvido, porque el olvido es la mejor manera de disfrazar el dolor, a menos que caminemos por la vida dentro de una armadura impenetrable donde el amor ,la amistad, los recuerdos, la nostalgia , la tristeza no sean mas qué una ilusión.


Hay que volverse insensatos para no darse cuenta de que nuestros ojos sonríen, nuestras manos tiemblan al unirse mientras nuestros labios se entreabren para dar o recibir ese apasionado beso o pronunciar esas hermosas palabras que deseamos oír.
No podemos convertirnos en prisioneros y pretender que los demás crean que nuestra cárcel es una fortaleza que hemos levantado voluntariamente porque en la vida siempre hay heridas, unas más profundas que otras, que se abren camino en nuestro corazón, herimos y nos hieren, amamos y nos aman, y así pasan las horas, así pasa la vida.


14 comentarios:

  1. Así pasa la vida Chus, hay que arriesgarse a vivirla con sus sinsabores y sus gratificaciones. Lo has descrito muy bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa entrada. Me encanta como escribís. Todos en la vida hemos pasado por estas cirscunstancias, por estas adversidades, lo mejor es no mentirse a uno mismo. Si tenemos que llorar debemos llorar. Luego con el tiempo debemos cargar los recuerdos lindos que quedaron y seguir nuestro camino. Como dice sabina no hay amor sin espina.
    Despues de tanta melancolía, tanta pena, tanta herida solo se trata de vivir.
    Me alegra mucho estar nuevamente por aca. Espero que tengas un buen comienzo de semana. besos

    ResponderEliminar
  3. Precioso paseo por unos sentimientos y unos recuerdos que son de cualquier vida.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  4. Amar, amando...

    Preciosas letras, me ha gustado mucho la entrada y tu blog en general tiene ese toque de vida necesario para hacernos reflexionar en las cosas hermosas y alejar las tristezas.
    Gracias por hacerte parte de mi rincondito.

    Mis afectuosos saludos.

    Te sigo

    ResponderEliminar
  5. Me gustaron tus palabras reflexivas. Pero qué haces cuando alguien está enfadado contigo, solo porque le dijiste lo que pensabas en ese momento, sobre su comportamiento y actitud? y se enfadó conmigo en octubre y a día de hoy sigue sin hablarme. Es solo un compañero de trabajo, pero cada vez que le veo me hace sentir mal y lo peor, es que debo de estar varios/bastantes años en ese lugar...

    Ya sé que no hablo de amor, como tus palabras acertadas. Pero la desaparición de la amistad también puede resultar algo dolorosa y molesta.

    Me han gustado mucho tus palabras, me han hecho pensar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo estuve desde el 97 AL 2007 trabajando con los mismos compañeros y con uno de ellos, en concreto, y por motivos de trabajo la situación llegó a ser insostenible, le apreciaba bastante y le sigo apreciando y le tengo cariño, pero llegamos a un punto en que nos perdimos el respeto y cuando la persona que mantenía un poco el equilibrio cambio de destino, yo no lo dude ni un momento y me fui también, a los pocos meses él acabo marchándose también, si puedo escoger no volveré a trabajar a su lado, pero hemos vuelto a ser personas civilizadas y podemos estar juntos sin tirarnos los trastos a la cabeza.

    ResponderEliminar
  7. he leído tu entrada chus con mucha atención y es tremendamete real y emotiva y también he leído los comentarios, y me llamó la atención el de oliva.

    Tal vez recuerdes (porque en mi blog he hablado de ello) que tengo una ex-amiga y compañera de trabajo... también he logrado encontrar el punto de equilibrio civilizado para poder convivir. Ha sido un duro camino y lo sigue siendo cada día pero es lo que hay, no quiero irme de mi oficina por eso, no merece la pena.

    Me gusta como explicas en tu texto: "No podemos convertirnos en prisioneros y pretender que los demás crean que nuestra cárcel es una fortaleza que hemos levantado voluntariamente..."

    Debemos olvidar y seguir adelante, habiendo aprendido la lección de los errores, de los golpes, de los sinsabores.

    La vida es así.

    ¡me ha encantado la foto de esa piña!, me asombra como los fotógrafos captáis los detalles que a otros (me incluyo) se nos escapan.

    biquiños, y perdón por tardar tanto en venir a visitarte... pero recuerda que simpre llego.

    ResponderEliminar
  8. Así pasa la vida, es cierto. No queda más remedio que superar las adversidades (lo hacemos incluso de modo inconsciente) o no llegaríamos ni a cumplir el primer año. Siempre digo que de las decepciones, los errores y las frustraciones hay que sacar una lección y, luego, quedarse con lo bueno que toda situación tiene, porque toda experiencia tiene un lado positivo a poco que nos paremos a mirarla con los ojos bien abiertos.
    Bello texto, Chus, y también considero preciosa la fotografía de la piña.
    Perdona por haber tardado tanto en pasar por aquí. Me está costando mucho visitaros, pero poco a poco espero retomar el ritmo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. La foto de la piña es preciosa.

    Creo que las cosas pasasn para que vayamos supernando las pruebas y como bien lo dices, trascenderlas.
    Quien queda anclado en el dolr sufre él y hace sufrir al prójimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Somos todos atletas dunha vida na que non vale doparse. Sería un autoengano

    Bicos sonrintes

    ResponderEliminar
  11. Las hojas de la piña que sobresalen de entre la arena son las sonrisas. Por mucho que las penas nos entierren siempre flotará alguna de ellas, la punta del iceberg, el único gancho que nos queda para anclarnos al mundo hostil que huye.

    ResponderEliminar
  12. Dos minutos apenas para desearte feliz semana. No he leido tu post, no quiero leerlo con prisas; volveré trankila y sosegada.

    Dejarte un besín y decirte que compartimos libro...amén de otros dejados por ahí en alguna parte.

    ResponderEliminar
  13. Chus, gracias por pasarte por mi blog. Me he gustado mucho esta entrada pienso como tu, no hay que ir por la vida con una armadura, hay que vivir cada momento y saber sacar lo bueno de cada situación, las decepciones nos enseñan casi más que las alegrías y hay que aprender a superarlo sino estaríamos muertos. Yo, que ahora no se por cuanto tiempo, estoy en estado efervescente, vivo uno de mis mejores momentos, le saco jugo a todo y no dejo que casi nada me hunda. Por cierto hace poco escribí un post de engordar y de flacas en el que cuento un poco la historia de mi vida y los regímenes, desde que tengo uso de razón estoy intentando adelgazar con más o menos éxito, ahora lo he conseguido pero ¡vive Dios que poco durará¡ como te digo es la historia de mi vida, ahora aderezada con alguna obsesión que también he plasmado en dos entradas. Me ha encantado la foto y tus reflexiones...

    Odio las palabrejas que hay que meter para publicar!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Esto es la vida, Chus, sólo hay que aceptarlo y procurar no dar demasiada importancia a las contrariedades y disfrutar de las cosas bellas, que las hay, duelen las traiciones y los amores o amistades que se fueron, pero siempre se puede ser feliz con otr@s nuev@s sin lamentarse por l@s perdid@, sí, ya sé, es muy fácil decirlo pero es la única forma de no amargarse demasiado.
    Felices fiestas.
    Un beso, Chus.

    ResponderEliminar