Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

martes, 28 de diciembre de 2010

QUIZAS ESTE SEA EL COMIENZO DE UNA BELLA AMISTAD

Si sientes que todo perdió su sentido, siempre habrá un “te quiero”, siempre habrá un “amigo”.
Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta.

Ralph Waldo Emerson (1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.

Cuando te duele mirar hacia atrás y te da miedo mirar adelante, mira hacia la izquierda o la derecha y allí estaré, a tu lado



Me apetecía conocerte, te imaginaba de otra manera, quizás por tus escritos, me había hecho una idea equivocada de ti, te imaginaba con más ímpetu, más fuerza, mas fogosidad, esta visto que no soy buena intuyendo como puede ser una persona.
No me has desilusionada, al contrario, me he llevado una grata sorpresa, pues en esa hora escasa en que estuvimos charlando he visto a una mujer abierta, frágil, sensible, luchadora y a la vez dueña de si misma.
Creo que podríamos ser amigas, quizás este haya sido el primer paso para el comienzo de una bella amistad, aunque somos distintas, pienso que en el fondo tenemos algo en común.

Si, lo he meditado y me gustaría intentarlo, no ahora, con calma, poco a poco, dejemos que sea el tiempo quien decida, no es tarea fácil, por lo menos para mí, pues soy una persona parca en palabras, me cuesta mucho abrirme y expresar lo que siento. quizás con el paso de las semanas , de los meses, un escrito de aquí, un correo de allí, la necesidad de contar algo, de compartirlo con alguien ya no tan extraño nos acerque un poco mas.

Tengo amigos, pero muy pocas son las personas que realmente me conocen, que saben lo que soy y lo que siento, atrás quedan amigas y amigos de juventud, que saben de mis anhelos enamoradizos, de mis 16 años, con quien compartía penas y alegrías, que siguen siendo mis amigos, algunos de una copa o un café esporádico, otros, de salidas mas asiduas, pequeños viajes, cenas, excursiones campestres, pero yo he cambiado y ellos también, nos hemos separado y vuelto a encontrar, todos hemos conocido a otras personas o nos hemos movido en otros círculos, no se ellos, pero yo me considero afortunada, he conocido mucha gente, unos mejores que otros, pero salvo algunas excepciones, la mayoría estupendos, que me han enseñado a disfrutar de la vida y de lo que esta me ofrece, a apreciar y valorar lo que tengo, a ser mas cauta y reservada, he aprendido a escuchar y a valorar a las personas, no soy buena conversadora, prefiero mantenerme alejada en un segundo plano, quizás porque soy demasiado sincera e impulsiva, y ya sabes el daño que eso puede producir.

(Tengo un amigo al que quiero con locura, pero al que la vida le ha pegado unos cuantos palos y ha cambiado, se ha vuelto una persona egoísta y posesiva, en el fondo lo entiendo, ha luchado y a perdido mucho y tiene miedo a perder lo que mas quiere, siempre está a la defensiva, nuestras peleas verbales han llegado a herirle de tal manera que a la mínima me lo recuerda, me dice que le hace daño que yo le diga esas cosas, cosas que hace años que he dejado de decirle, bueno de pascuas en flores tengo algún que otro pequeño desliz porque a veces es muy difícil morderse la lengua, porque me considera su amiga y yo he intentado hacerle entender que precisamente es por eso por lo que lo hago. No lo he conseguido, así que ahora me limito a escucharle, porque si realmente le digo lo que pienso seguiré lastimándolo, o sea que ahora cuando hablo lo hago de cosas mas banales y mundanas, pero eso me ha llevado a encerrarme también en mi misma y dejar de compartir con él sentimientos y emociones que antes compartíamos).

Tardo mucho en confiar en la gente, quizás porque valoro mucho la amistad y me he llevado varios desengaños, y duele, duele mucho darlo todo y de repente comprobar que te están asestando una puñalada por la espalda. Por eso es que ahora y con el paso de los años me he vuelto una persona prudente, he dado mucho sin recibir nada a cambio, a veces incluso he recibido sinsabores, he derramado lagrimas y las que me quedan todavía por derramar, he callado tantas veces, he aprendido a escuchar y a responder solo con un gesto y una mirada, y me gusta, me gusta ser toda oídos, y tender la mano y sentir el calor y el sosiego que en ese momento trasmites. Cuantas veces sobran las palabras, cuantas.


Es por eso que ahora siento que la amistad es un tesoro, un bien preciado, que no se puede tratar a la ligera, hay que sembrarla y cultivarla, cuidarla y abonarla como a una planta para que crezca y no se marchite, creo que lo estoy haciendo bien, soy amiga de mis amigos e incluso lo soy de los que se creen mis amigos sin serlo. La amistad no es algo pasajero o táctil, algo que se toma y se deja, que se siente y que se olvida. No, la amistad va más allá del tiempo, de la distancia, de los errores que cometemos, de los obstáculos que tenemos que salvar, del orgullo, la amistad es algo que permanece, que aparca el egoísmo, es sinceridad, confianza, compartir penas y alegrías, es renunciar para dar, es callar para poder escuchar.

Aprecio mucho y hecho de menos a ciertas personas que han pasado por diversas etapas de mi vida, gente con la que he sido feliz, he aprendido muchas cosas, he madurado, me han acompañado en momentos más o menos difíciles, han dejado en mi vida un dulce y grato recuerdo, y que aunque están lejos no hemos perdido el contacto, se que están ahí, y que si un día les necesito puedo contar con ellos, como ellos pueden contar conmigo, porque los lazos que un día nos unieron siguen atados. Pero han sido eso, etapas de mi vida y de la suya que han quedado atrás.

He recuperado amigos de la infancia que durante un par de décadas y por motivos diversos nos hemos mantenido distanciados, los quiero y los aprecios, pero ya no somos los mismos, todos hemos cambiado, hemos retomado ese compañerismo y esa camaradería que antaño nos unía, nos vemos de vez en cuando, salimos a tomar un vino, nos reunimos en una fiesta, en una cena, pero la verdadera amistad a veces me pregunto si realmente existió, hablan y cuentan detalles del pasado, anécdotas que hemos vivido y protagonizado juntos y que yo ni siquiera recuerdo y eso me hace dudar y pensar que lo que yo consideraba una amistad verdadera tan solo era camaradería y compañerismo.

Porque los recuerdos de los buenos y malos momentos pasados con mis amigos están ahí, en mi alma y en mi corazón y a pesar de los años que han pasado siguen ahí, no los he olvidado.


Se que soy una romántica, me gusta cerrar los ojos, y despierta soñar con las cosas mas absurdas y mas dulces, me imagino que Merce o Maribel, siguen a mi lado y que les desnudo mi alma, o que estoy sentada en esa habitación de A Fonsagrada escuchando como Ana me cuenta la historia de su vida y pensando que distintas somos, hemos vivido en el mismo espacio y en el mismo tiempo y no nos parecemos lo mas mínimo, pero me gusta estar en su compañía, me gusta escucharla, aprender de ella, me ha ayudado a llenar un vació, el que Merce dejó en mi vida, no para de hablar, ella es la protagonista absoluta, pero no me importa ser su publico.
Llegué a ese pueblo un 28 de diciembre del año 92, en mi casa quedaron Julián con 5 meses, Rubén con 6 años, y Moncho con dos hijos pequeños a su cargo, y de repente me encontré en el comedor de un hostal solitario sentada sola en una mesa y unas personas que no me conocían de nada se acercaron a mi y me dijeron siéntate a comer con nosotros. Ana, Marta, Luís, Áurea, ….. empecé sentándome en su mesa y acabé conviviendo con ellos, aprendiendo de ellos, apreciándoles, queriéndoles……., formando parte de su vida y ellos de la mía. ….., trabajábamos en un pueblo que no era el nuestro, y con el tiempo y el de correr de los años nuestros caminos se separaron, pero los lazos que nos unieron no se han desecho, se mantienen vivos, nos reunimos de tarde en tarde, hablamos por teléfono y siempre tenemos un momento para compartir las cosas buenas y no tan buenas que nos suceden, para estrecharnos las manos y darnos animo para seguir luchando, o para celebrar algo especial o tan solo recordar las maravillosas horas que hemos compartido.



Volví a mi casa., hice nuevos amigos, retome antiguas amistades, pero nadie tan especial como May, al principio fue una amistad un poco rara, yo sabía que me apreciaba y que podía contar con ella, pero a la vez me frenaba, me hacía dudar, ahora lo entiendo, Alfonso me describió en pocas palabras, dijo de mi, “Es todo corazón, pero es demasiado impulsiva tiene que aprender a medirse” y sucedió , que un día no supe frenar a tiempo, y May ya no estaba conmigo para impedirlo y estalló la tormenta y me pillo de lleno, y entonces ella me demostró que era mi amiga, me dedicó su tiempo, me ayudo a seguir adelante, nuestra amistad se fortaleció más y más, y sigue ahí, no estamos juntas, pero todas las semanas tenemos una hora para encontrarnos, para afianzar esos lazos. Compartimos alegrías y tristezas, sea la hora que sea y el lugar en que nos encontremos, la distancia es lo de menos y si surge algún improvisto o alguna duda, siempre buscamos un hueco, un momento para poder solventarla.

Soy una tonta sensiblera, estoy releyendo lo que he escrito y me he puesto a llorar, me emocionan los recuerdos, pienso en mis amigos, en todo lo que hemos compartido y en lo afortunada que soy.

Podría nombrar a otros amigos que ocupan o han ocupado un lugar muy importante en mi vida, pero si realmente los conozco, se que no les gustaría que su nombre apareciese reflejado en este escrito, pero no por eso dejan de ser mis amigos.


La amistad está en el aire,
difícil es de atrapar.
Es tu aliento, tu alegría
adonde quiera que vas.

Es tu alivio cuando sufres,
tu sonrisa, cuando lloras
es infinita en bondad.

No la sobes, no la empañes,
no busques lo material,
pues el calor que te brinda
vale mucho, mucho mas.

Hay que saberla cuidar
Es sincera, es humana
no es perfecta,
y ¡que mas da!.

Tienes el mayor tesoro
que puedas imaginar.
Lo único que necesita
es que la trates con mimo,
y aprendas a valorar.

Se puede volver volátil,
si la hieres de verdad,
aunque es un diamante en bruto
se puede resquebrajar.
Chus




Este es mi presente, mi pequeño obsequio para ti, es todo lo que hoy puedo ofrecerte.
Besos y un millón de ilusiones.
CHUS

17 comentarios:

  1. Es una entrada preciosa. Me he emocionado leyéndola.
    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad Chus.
    Mientras haya personas como tú, ¿cómo no va a existir la verdadera amistad?.
    Cuando alguien sincero se acerca y te tiende la mano, puedes sentir su energía y éso engrandece al ser humano, da valor a nuestra existencia.
    Un abrazo y mucha felicidad para ti.

    ResponderEliminar
  3. Un post lleno de ternura y sensibilidad.
    Dichosos aquellos que te tengan como amiga ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Será lo que tenga que ser, Chus, ya verás, la vida es muy larga y seguro que habrá muchas oportunidades de estar ahí, compartiendo una pena o una alegría. Lo bueno es empezar poquito a poco, sin estridencias, sin obligaciones, siendo cada una como es.

    Por mi parte, hace tiempo que he dejado de “esperar cosas”, sea amistad o lo que sea. Hace tiempo que me he dicho: Sé tú misma y deja que las personas se acerquen a ti, sin más. Y así estoy, con mis brazos abiertos intentando dar lo mejor de mi misma pero sin esperar a recibir lo mismo o en la misma medida. Porque somos muy diferentes.

    A todos nos han herido alguna vez en lo más hondo, todos hemos perdido a personas por el camino pero también hemos ganado. Y he aprendido a contar las cosas buenas procurando evitar las que no han sido tan buenas, por no decir malas. De todo se aprende.

    Has escrito desde lo más profundo de tu corazón y eso me gusta, te has abierto a nosotros para que podamos conocerte un poco más y hasta nos has dejado ver una imagen de ti, joven y rodeada de cariño. Me ha encantado ver la foto, creo que por S. Andrés ¿no?

    Entiendo que te hayas emocionado reviviendo tantas emociones porque a mí también casi se me escapan unas lagrimillas, sobre todo viéndote en A Fonsagrada, después de dejar a tus dos pequeñines en casa. ¡Cuánto debiste de extrañarlos! ¡Que fortaleza tuviste que tener para emprender ese rumbo!

    Mereces tener buenos amigos porque se ve que en la amistad cuando te entregas, lo haces hasta el fondo. Así que mi deseo es que ojalá que algún día puedas decirle a esa persona: ¿Te acuerdas cuando te conocí, lo reacia que era a conocerte? Y fíjate ahora, han pasado ya… ¿cuántos años?

    Biquiños y feliz día de los inocentes. A mí me encanta esta celebración de la inocencia porque me parece una cualidad importante en las personas, ese toque infantil y crédulo que por lo general despierta sonrisas.

    La música es preciosa, de verdad, muchísimas gracias, Chus. Esta entrada es todo un detallazo.

    Biquiños,

    ResponderEliminar
  5. Dices que me he abierto a vosotros, no, esto solo es un boceto de como soy y lo que siento, si, es cierto que he escrito con el corazón, todo lo que os he contado es real, pero solo desde la superficie, para hacerlo desde el fondo necesito confiar y aquí al fin y al cabo estoy en un lugar público al que todos tiene acceso, lo que si puedo decirte es que yo no espero recibir nada, pero precisamente ese nada, lo es todo, para mi tiene un significado especial, la nada es el vacío, y yo quiero llenarlo, y no necesito nada, solo confiar y eso tengo que sentirlo, no quiero abrir los ojos y encontrarme en medio de la nada.

    ResponderEliminar
  6. Bellísima entrada chus, tus colores, tus letras, la música, quizás era lo que necesitaba esta noche para alimentar mis sueños, en los que me refugio.
    La vida está llena de momento y un momento hermoso, es poder decir AMIGA, desde y para el corazón, lleva tiempo, es sabio que lleve tiempo, pero existe, se siente y se palpa, como uno de los tesoros más hermosos que tenemos los seres humanos..AMISTAD, bella palabra, lealtad y amor.

    Recibe un abrazo y mil gracias por seguirme y por dejar plasmadas en tus letras, tu sensibilidad.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Chus:

    Gracias por dejar tus huellas en mi blog.

    Te deseo un feliz año 2011 y que todos tus deseos se vean cumplidos.

    Me quedo viendo tu bonito blog de colores.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que entrada más hermosa, Chus; me he visto en alguna de tus palabras, en alguna puñalada, en otras amistades que valen su peso en oro.
    Me ha encantado todo¡¡¡
    Felices fiestas para ti y los tuyos
    Un abrazo

    Ío

    ResponderEliminar
  9. Muy bonito Chus y muy entrañable, espero que no estés tan herida como para no poder seguir...todos hemos sufrido puñaladas, decepciones y desengaños pero siempre hay que seguir adelante, como dice Aldabra no hay que esperar de más, hay que ser una misma y dejar que vengan y tu estar con los brazos abiertos...la vida te hace muchas conchas que nos blidan pero solo de la gente que no vale la pena...que este año sea estupendo para tí y los que quieres y que no sufras...biquiños

    ResponderEliminar
  10. No, hoy no hay heridas,el tiempo las ha cerrado, cierto es que alguna cicatriz si ha quedado, pero nada profundo, ya no me duelen ni me hacen daño, la mas profunda, quizás por ser la mas injusta se cerró el pasado jueves y ha sido para mi un verdadero regalo de Navidad.

    ResponderEliminar
  11. No hay que reprimir nuestros deseos y que mejor deseo que empezar el año con tanta alegria como la que desprende tus post.
    muchas Gracias Chus. Feliz año Nuevo

    ResponderEliminar
  12. Esto es la vida, esto es vivir, con sus cosas buenas y las menos buenas, los recuerdos en ocasiones pueden ser tan beneficiosos como dañinos, pero forman parte de nuestras vivencias.
    La amistad es muy importante, creo que la mayor parte de lo que has escrito podría haberlo hecho yo y muchas personas más.
    Siempre es bueno pensar que lo mejor está por venir.
    Con mis mejores deseos para el próximo año y para siempre.
    Biquiños, Chus.

    ResponderEliminar
  13. Son palabras escritas desde el corazón ,sin ningun tipo de pudor , palabras que solo las almas valientes pueden compartir.....
    te felicito ! hay que ser muy especial para escribir cosas así...
    Un biquiño

    ResponderEliminar
  14. Pensé que había dejado un comentario en esta entrada tuya, ahora supongo que si no lo hice, es quizá porque me he visto muy "implicada" en el texto.
    Dejo agradecimientos por tu comentario que, es además un honor, aunque en el fondo me da un poco de vergüenza.
    Bicos.

    P.D. Es la 3ª vez que escribo y se pierde el comentario, no sé lo que sucede.

    ResponderEliminar
  15. Por aquí ando de vuelta chus, traje la copita, me echas el vino y brindemos...

    Felíz año, salud, paz y amor.

    ResponderEliminar
  16. La amistad es uno de los pilares que no sostienen cuando las cosas van mal. Veo que la has cuidado y lo sigues haciendo. Así, nunca caerás al vacío.

    Te deseo para este año buenas amistades, sean nuevas, antiguas o reencontradas. Lo único importante es que sean buenas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Con el paso de los años compruebas lo que significa la amistad. Como tú, también he conocido a muchas/bastantes personas y me han dejado una huella importante, un recuerdo del que no deseo desprenderme pero por circunstancias dejas de verlos, conoces a otras/os compañeros y con el transcurrir de los meses se afianzan y establecen nuevas relaciones. Son como los eslabones de una cadena, aquellos que no estaban bien fijados se rompen y desaparece esa unión.

    Me gustó esta lectura sobre la amistad, cómo entiendes esa confianza y afecto desinteresado de las personas que están contigo.

    Te deseo que este año 2011 disfrutes en compañía de tus amigos, a la vez encuentres más personas con la que te sientas a gusto y seas muy feliz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar