Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

jueves, 19 de mayo de 2011

BIEN POR PRIMITIVO



No suelo hablar de política ni de religión, no me gusta, ¿por qué?, pues, porque a larga solo acaban acarreando malos entendidos, pequeñas rencillas, discusiones que acaban subiendo de tono, e incluso un si te he visto no me acuerdo , y como soy de las que piensas que la  amistad debe de estar por encima de todo, sobre todo  en lo que a política y religión se refiere, prefiero tocar lo menos posible estos temas, intento respetar las ideas de los demás aunque no esté de acuerdo con ellas y reconozco que algunas veces me caliento un poquillo, y es que tengo una forma muy personal  o peculiar de ver la vida, creo que en el fondo la política y la codicia  son hermanas carnales, ¿donde está la justicia social?.¿Es justicia social, que mi vecino con 50 y pocos años , pre-jubilado, reciba un salario superior a los 2000 Euros, y aparte desempeñe una segunda actividad que le supone unos ingresos  adicionales por los que no cotiza ni un duro, mientras que el de dos viviendas mas abajo, carece de empleo y de subsidio?, ¿ Es justicia social, qué una empresa que realiza servicios de ayuda a domicilio, vinculados a la ley de dependencia, esté  recibiendo de las instituciones estatales por hora de servicio unos 13 euros y pagando a los empleados que ejercitan ese trabajo a 6 euros la hora o incluso menos....., etc, todo esto me revienta,  y como esto muchas cosas más, cuanto se podría hacer con todo ese dinero que malgastan las instituciones, si quienes lo gestionaran fueran las propias instituciones, son estas  y otras,  las cosas que me cabrean a diario, es por eso que ayer al leer la prensa, por casualidad, pues no suelo hacerlo, ni la diaria ni la del corazón,  mi indignación no tubo limites. Soy respetuosa con las instituciones, soy católica, mis padres me bautizaron en esa fe, y aunque no la practico, la respecto y respeto a los que la practican lo mismo que respecto a los que profesan otras doctrinas y es por eso por lo que no puedo aceptar que alguien qué se erige en representante de la iglesia , se escude detrás de un alza cuellos, si es que lo lleva, para proferir, semejantes insultos, contra el gobierno. Creo que fue Jesucristo el que dijo " EL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA", mejor les seria   lavar los trapos sucios que tiene en su casa, en lugar de levantar tamañas  injurias, ¿ Por qué no se preocupa la iglesia de "erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos"?. Si yo fuese Primitivo no hubiese soportado ni la primera embestida, me hubiese levantado y salido de la iglesia por el pasillo central y con la cabeza muy alta.



Aquí os dejo el enlace y una copia del artículo por si no lo habéis leído

La Voz de Galicia

MADRID

Expulsan de misa a un ferrolano que se quejó de la homilía política del cura

Denunció al coadjutor de Villanueva del Pardillo por injurias al Gobierno
Católico, creyente, practicante, de los que marcan la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta... algo atípico para ser una persona que vota «progreso». Así se retrata Primitivo González, catedrático de Construcción Naval de la Escuela Politécnica de Ferrol, que el domingo pasado denunció al coadjutor de Villanueva del Pardillo (Madrid) por «graves injurias contra el Gobierno de España».
González aprovechó el puente para «ir ver aos netos» a esa localidad madrileña, donde reside su hijo. Y como practicante que es, asistió a misa de diez. Primera lectura, segunda lectura... sin problemas. En esto que llegó la homilía, un discurso en el que el sacerdote, Enrique Olmo, «non fixo máis que atacar ao Goberno dende o principio».
El feligrés soportó la primera arremetida, cuando el cura acusó al Ejecutivo «de asesinar a niños en el vientre de su madre», como reza en la denuncia del profesor ferrolano. Por «un sentido de humildade cristiá» aguantó estoicamente después de que Olmo dijese que el de Zapatero era «un Goberno nazi que non se diferenciaba en nada dos que houbo en Alemania». Siguió callado, aunque revolviéndose en su banco, cuando en su discurso el cura incurrió en la paradoja de llamar al Ejecutivo marxista. Hasta admitió a regañadientes que culpase abiertamente al equipo de Zapatero de haber llevado a la ruina al país.
«¡Yo también soy católico!»
Pero toda su serenidad se vino abajo cuando el coadjutor acusó al Gobierno y, en concreto, a la ministra Leire Pajín, de «asesina de ancianos y de personas que estorban, a través de la Ley de la Muerte Digna, por medio de inyecciones letales», como escribió en la denuncia que dejó ante el Juzgado número 2 de San Lorenzo del Escorial.
Esas palabras fueron el resorte que dio rienda suelta a su indignación «Levantei a man e dixen: ??Estamos en misa, no en un mitin ni en una clase de política??». No pudo decir más. Enseguida un grupo de feligreses se abalanzaron sobre él y lo pusieron fuera de la iglesia mientras él se defendía de los reproches que le hacían de «¡menudo católico!» diciendo «¡yo también soy católico!».
Barbaridades
Nada más verse en la calle, Primitivo González se fue a los juzgados del Escorial a denunciar su peripecia. Una aventura en la que nunca antes se había visto envuelto, en parte por «humildade cristiá» y en parte porque nunca había oído «semellantes barbaridades» pronunciadas desde un púlpito, un estrado desde el que aguantará que se explique la «doctrina de Cristo», pero no doctrina política, ni económica. Siempre que sea así, «volverei levantar a man».
Como solo está de paso, González no está integrado en Villanueva del Pardillo -una población de 15.609 habitantes gobernada por el PP- y desconocía la repercusión que tuvo su intervención en la misa de diez del domingo, pero es perfectamente consciente que ayer fue la comidilla del pueblo. El catedrático seguirá yendo a misa, pero puede que este año la iglesia pierda un contribuyente. «Vouno pensar».
«Aguantei por un acto de humildade cristiá, pero chegou un momento que non puiden máis»
Primitivo González

5 comentarios:

  1. Era, indudablemente, el menos primitivo de los presentes. Todos los demás están en la prehistoria y en el limbo.

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo en que ser de progreso esté reñido con ir a misa. Pues anda que no conozco yo a gente de mi pueblo que va a misa y son más socialistas e incluso comunistas que los líderes de la izquerda del país.
    Lo que hay que ser es coherente y cada cual defender su parcela, o sea, el cura que se limite a lo que debe, o sea, hablar de religión que es a lo que uno va a la iglesia, digo yo, porque casi no voy, pero es lo que espero oír cuando asisto. Los mitines politicos para las calles o las plazas, que ya me libraré yo de asistir a esos "tostones". Porque mira que ha de ser aburrido perder dos horas oyendo a un politico:):)
    Al grano, que admiro a Primitivo y lo felicito. Que ha tenido un par de H...bien puestos y que hay que decir ¡basta ya! a muchas más cosas de las que hasta ahora se está diciendo.

    Besos
    En fin,

    ResponderEliminar
  3. Se me ocurre el dicho: "Zapatero a tus zapatos" y entiéndase zapatero, por profesional que se dedica a la reparación de calzado y otros menesteres.

    Muchas personas se dedican a hablar de asuntos que no les competen y así pasa lo que pasa porque no se puede estar en todo.

    Me enteré de la noticia en el gimnasio, la contó una compañera y me pareció simpática aunque por otro lado patética. No soy creyente y hace mucho que no piso una iglesia pero si llego a oir algo semejante yo también sentiría lo mismo que Primitivo, aunque tal vez no me atreviera a tanto.

    ¡Ole!

    biquiños,

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser responsable con lo que se dice en un pulpito.
    Soy creyente y practicante y creo que esto es un caso aislado. No es normal que un sacerdote exponga en sus homilías temas políticos. Esos minutos en la Santa Misa es para comentar y hablar sobre la Palabra de Dios, la Santa Biblia o algún tema religioso.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno el alegato jeje. Me encantó el post ;)

    Besito Chus, te deseo una semana relinda¡

    ResponderEliminar