Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, 21 de agosto de 2011

VIERNES 19 DE AGOSTO


TULGA
Hoy se terminan las vacaciones, fueron tristes, como el verano que nos tocó vivir, pero hoy ha amanecido un día esplendido, soleado. Moncho y Julián todavía duermen, así que me he preparado un café y me he sentado en el patio, junto al viejo pozo, he cerrado los ojos y dejado que los rayos del sol iluminen mi rostro, ¡que delicia!, creo qué es uno de los instantes más maravillosos de este verano.
Tulga, como siempre, se me ha echado encima y me ha derramado el café, a su lado y esperando una caricia se ha quedado Bico, moviendo su preciosa cola, le encantan mis mimos, pero el grandullón a veces es tan pesado, que no me llegan las manos para los dos.



Peach (melocotón) los contempla sin inmutarse ni una pizca, mientras se da un baño de sol al lado del pozo, dentro de unas horas, cuando el sol apriete de lleno, se tumbará debajo del viejo banco.

Tulga se está poniendo super pesado, quiere jugar, le encanta el agua, cogeré la manguera y le dejaré saltar unos minutos, es todo un espectáculo.
 Tengo unas cuantas fotos de hace un par de meses, mientras limpiábamos las viejas sillas de mimbre que nos regaló Isa y que han permanecido guardadas prácticamente todo el verano, espero que el próximo se les pueda dar mas uso.
Si pincháis en la foto, veréis que bien se lo está pasando Tulga




Han abierto una ventana, es Moncho, se acaba de levantar.
Se asoma y me suelta un "¡vaya vidorra te pegas!.




En fin, creo que haré otro café y le acompañaré mientras desayuna....

Como podéis comprobar es incapaz de estar quieto un segundo.

4 comentarios:

  1. ¡Que monada de bichitos!
    ¿Por qué no me envías una foto de cada uno de ellos para el blog de Ron?

    Biquiños,

    ResponderEliminar
  2. Pues, tal como describes la mañana, Moncho tiene razón en lo de: "que vidorra te pegas":):)

    Momentos así son los que nos hacen medio-aceptar, los ratos amargos que vivimos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Supongo que Moncho también se pega "vidorra", si estaba durmiendo, que supongo que era lo que le apetecía...

    ResponderEliminar
  4. Vaya bichos bonitos tienes!
    Con tu permiso.... Aldabra, Ron tiene un blog? :-D

    Saludos,Chus.

    P.D.: La envidia me corroe al pensar lo bien que se debe vivir allí....

    ResponderEliminar