Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

jueves, 19 de abril de 2012

SINSABORES

El sol de invierno es como una caricia que a veces dura lo qué dura un sueño, o el leve roce de mi mano sobre su cabello negro.


Como una mariposa distraida, que busca tesoros escondidos, me acurruco en sus brazos muy despacio,  por miedo al rechazo, a ser protagonista de una historia, que sea solo la cosecha de un fracaso.

¿Desengaño?.
¿Sueños pendientes o deseos?.
¿Abandono o renuncia temprana?.

Un mero viaje sin sentido que hace mas vacía mi existencia.
Pasó la juventud, y aquí sigo,
-¿qué busco?
-ganar nuevas batallas, curar viejas heridas, quizás el sueño de una noche de verano, tal vez  aondar en los misterios de aquel amor profano.

Cerraré los ojos para no ver nada,
me taparé los oídos,
quizás así pueda dejar pasar el silencio, el vacío,
no ver como muere el amor, al nacer el día.
Sinsabores del destino, a destiempo, que han dejado en mi un corazón hambriento.

La lluvia de verano llega  bajo la cortina celeste de la luz, del paisaje, de nubes transparentes que en el cielo flotan impasibles, coronando los campos marchitos por la larga sequía de los meses vividos.
Suena la voz desgarradora de los montes, los sonidos que agonizan tras el drama incendiario de los bosques, de la quema de rastrojos.


Me miro y veo como lloran los cristales,
como las lágrimas van haciendo surcos,
dibujando caminos polvorientos, efimeros,
que conducen a la nada,
lágrimas indomables, carencias ,
un sin sentido,
sin obsesiones,
sin venganzas.


Busco el camuflaje de las nubes para envolver en ellas la incertidumbre  de mis días, y entonces asoma a mis labios una sonrisa maliciosa. 

Desprendo seducción por doquier, me dejo arrastrar por los tabus más profundos.
Bocado a bocado,  le saboreo, me atrevo a tocarlo, a poseerlo, y permanece.
Mis dedos se deslizan radiantes por su piel,
atrás quedan los miedos y el rechazo,
ya no hay pereza ni desgana,
ni silencios,
solo el calor del deseo,  que se impone con la certeza de la entrega silente y natural,
sin recelos.

Lluvia y sol, 
agua  y fuego,
bajo el cielo
te deseo.
Chus

3 comentarios:

  1. una declaración de amor envuelta en lluvia y nubes, y un deseo claro y abierto, sincero.

    me quedo con todo eso en la cabeza.

    biquiños,

    p.d.: precioso el libro "Mil soles espléndidos", hace que lo leí y me encantó.

    ResponderEliminar
  2. No hay lluvia sin sol, ni sol sin lluvia. Pero al final siempre aparece un arcoiris, aunque a veces nos lo perdamos.
    bss y buen finde

    ResponderEliminar
  3. Y yo pienso....si ella siente asi...que sueños son los de el?
    Un biquiño Chus

    ResponderEliminar