Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

domingo, 27 de enero de 2013

LABORES INCONCLUSAS


Mi vida, un laberinto de labores inconclusas, de libros inacabados, de sueños incumplidos, un baúl lleno de revistas de labores, de trozos de telas de colores.
Mi vida, impaciente
Mis labores, milenarias  y mi cesta de costura, o debería decir mis cestas de costura, en una tengo ovillos y madejas de hilos de todos los colores, gruesos y finos, de uno o de varios cabos. En otra los bastidores con labores olvidadas que esperan que un día las acabe, y en la tercera un bodegón, del que un día me enamoré en el escaparate de una tienda y esta  esperando a que me decida a dar una nueva puntada, eso si están cubiertas para que no se llenes de polvo.
Y yo, embutida en mi bata de casa, una nueva, de corazones, a punto de decidirme a empezar una nueva labor. ¿Azul o rosa?, ¿un gato o un perro?
Labores inconclusas, ¿resentimiento o frustración?, quizás represión. Por un momento me abstraigo contemplando ese montón de labores inacabadas  que ya nunca concluiré,  y me veo aquí empezando una nueva, esta vez con el propósito firme de terminarla .

Este precioso mantel lleva más de 15 años en su cesta, ya mis hijos han crecido, ya hace años que he pasado los calores de la menopausia, he engordado, me he refugiado en el silencio, siempre he sido silenciosa, pero cada día lo soy más.
Esta es hoy mi vida, es lo que hay, lo que tengo, pero espero que no sea lo que me queda.
Hace un par de semanas que llueve sin parar, pero esta semana y por un par de días nos ha dado un respiro, y yo aquí sentada en mi sofá con mi nueva labor, mi vista ya no es la que era, he escogido una tela de hilo demasiado tupida,  espero acabarla, pero me está costando mucho, quizás mañana busque otro tipo de tela más abierta en la que no tenga que forzar tanto la vista.
Será por telas!


Pero hay otras que si he concluido, y de esas me siento orgullosa.




y todavía hay más que no puedo mostraros, porque las he regalado, hubo una época en la que me dedique ha hacer cojines con iniciales como estas para todas mis amigas, algún que otro pequeño mantel, jarrones con flores, de los que no conservo ninguno, cubre bandejas, incluso le regalé alguno a mi suegra, cuatro o cinco cuadros con el nombre de los niños de mis compañeras, y que se yo, un sinfín de cosas más, pero eran otros tiempos.

Busco en mis manos
aguja, dedal e hilo
y en mis labores
los altibajos que he vivido.
                            Chus

4 comentarios:

  1. Mis problemas de visión hicieron hace un tiempo que me olvidara de las labores.

    Me queda sólo un paño por acabar y mucho me temo que...

    Son preciosas tus labores. Las acabadas y la que te queda que finalizar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Que entrada más hermosa, Chus! Me ha encantado ver tus labores conclusas e inconclusas.
    Para mí es impensable "no terminar" alguna labor, de hecho no tengo ninguna empezada porque hasta que la termino (salvo en momentos excepcionales que se me ocurre hacer alguna otra cosa por el medio) no empiezo con otra.
    Ahora mismo no tengo nada empezado porque ando liada con el mercadillo solidario de Arco da Vella, este finde en Odeón, y no tengo tiempo para nada más. Pero voy a empezar una bufanda marrón con una de las lanas que me sobró del último jersey. Soy un poco maniática para estas cosas.

    Algunas de las labores que veo tengo yo los modelos o hice algo similar. Me encanta hacer labores, manualidades... ¡Pero me falta siempre tiempo!

    Y hay muchísimas cosas más que me gustaría aprender: pachtwork, por ejemplo, amigurimis... Me gusta crear.

    Y me gusta hacer labores pequeñas para salir pronto de ellas y poder crear otra nueva. Rara vez hago algo tal cual lo veo en la revista, tanto da que sea calceta, ganchillo o punto de cruz... siempre tengo que ponerle mi impronta personal.

    Y esos 4 versos finales son muy certeros y emotivos, que valdrían perfectamente para mi vida.

    Ah, y sé bordar a máquina desde los 9 años. Es que mi madre fue bordadora, con eso se ganó siempre unas pesetillas para ayudar a la economía familiar, hasta que yo me hice mayor y la vista empezó a fallarle. Un trabajo muy duro. Horas y horas dándole a la máquina de coser, con la espalda doblada... mientras escuchaba programas de radio: Modistillas, Elena Francis...

    biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Preciosa esta entrada llena de sentimiento y vivencias, me ha encantado
    y esas labores maravillosas
    Un biquiño Chus!!

    ResponderEliminar
  4. Isabela lo ha dicho, Chus.

    "y en mis labores
    los altibajos que he vivido."

    Gracias por compartir algo tan personal, Chus.

    ResponderEliminar