Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

sábado, 20 de febrero de 2016

SENTIDOS


El ser humano
es la paradoja de los animales...
Sólo mira por él mismo,
pero siempre se anda fijando 
en lo que hacen los demás.
"No se huele nada", 
pero "mete las narices en todo".
Nunca escucha 
pero oye lo que quiere.
No tiene pelos en la lengua,
pero si se la muerde se envenena.
Se deja la piel.
Le dan la mano y coge el brazo.
El ser humano tiene 5 sentidos, 
pero hace lo que siente,
o no siente lo que hace.

Por eso prefiero ser persona

                                           Rayden





Por eso a veces me pregunto
Si mereció la pena dedicarte mi tiempo, compartir mi espacio.
Quizás hubiese sido mejor dedicar esas horas a oír los discos que guardo en mi baúl,
a hojear los libros que reposan en mi mesilla y releer algunas páginas que me traen gratos recuerdos.


Que ironía, y sin embargo mis pensamientos me conducen al lugar de siempre, a esos “amigos” con los que a menudo me era muy grato charlar. Con los que compartía aficiones y gustos, con los que reía, y ante una copa de vino escuchaba atentamente y con cariño sus pesares y alegrías.

Tú tal vez no comprendas lo que todo esto significa para mí, como yo no alcanzo a comprender ni el presente ni el pasado, y ahora sé bien que aún es agosto, que no ha dejado de serlo ni un instante, que he querido vivir ajena a todo aquello que no fuera nuestra propia alegría de estar juntos.
Se borrarán de mi alma las risas de ese tiempo, aunque por instantes sigas en mi recuerdo. Pero el silencio pesa, pesa demasiado, se diría que hemos olvidado las vivencias pasadas. En la tarde de un antiguo verano, paseando por la arena de esas playas, en una fría mañana de otoño respirando en medio de la niebla y las heladas, en esa calurosa y limpia primavera contemplando como duerme el sol y el tiempo apenas pasa.
 Mirar hacia la mesa, y sobre ella unas copas de vino, una cerveza.
 Quisiera entender el secreto que guarda el corazón, no la razón, quizás cuanto el tiempo madure logre entenderlo, solo quizás, ahora pienso en ciertas cosas de mi vida, cosas que el tiempo me dio y me fue quitando.


¿Cuánto cuesta un adiós?.
¿Lo has sopesado?.
Yo si.
 Lo tengo claro,  siempre va a sobrar lastre, verdades a medias, mentiras enteras, la suma de nuestros acierto y fallos, pagar un coste adicional por nuestros actos, por tu orgullo.
Pero es tu vida,
Tu eliges que hacer con ella.


Que seas feliz,
                            que nos vaya bonito.

1 comentario:

  1. Unas palabras sentidas y nacidas del alma. A veces decir adios es el inicio, aunque duela, duela mucho. Y creo que en ese momento pesa el tiempo compartido como un lastre, como quizás una pérdida de tiempo, pero también creo que el tiempo pone todo en su lugar y da valor a todo lo vivido, a pesar de todo.
    Un abrazo, Chus.

    ResponderEliminar