Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

sábado, 14 de enero de 2017

Pavo real, pavo/a real, o sea, PAVONEANDO

Dos libros en mi mesilla, "Pero sucede", de Eduardo Jordá y "Las ruinas de la búsqueda" de Antón Rodicio, dos estilos de poesía muy distintos, pero que alternando su lectura me han llevado a la figura del PAVO REAL, macho y hembra, dos fragmentos de dos poemas que os dirán por qué,

Amamos el cosquilleo de un amor ligero como un halago,
y sin embargo nos da miedo perder lo que tenemos,
ese hábito doméstico que se ajusta a la vida igual
que unas zapatillas vencidas por el uso.
Amamos el frío de la inteligencia, pero necesitamos
el calor del cuerpo.
                                                                    Eduardo Jordá.




Todo intento de olvidar a Lilit se queda en nada,
se diluye, se convierte en un fracaso
al pensar cómo fluían a su lado los poemas y los cuadros.
........................................
Has tenido la osadía
y sufres las consecuencias:
colaboró en tu renacer,
pero te enganchó a ella,
y ahora que ella te falta,
la parálisis es completa.

Antón Rodicio

¿Quienes son los protagonistas de sus poemas?
¿A quién describen? 
Sirenas, ninfas, gente corriente...
Pavos reales, ellos y ellas.
En el fondo, gente anónima y sencilla, pero también a egoístas, que solo piensan en su plumaje, en la fama, pero es lógico que así sea, es la condición humana.

Los poemas de Jordá emocionan, cuentan historias, muestran añoranzas e instantes felices. Se pavonea con cada instante  vivido mostrando el mundo con generosidad.

Los de Rodicio son más místicos y filosóficos  y como dice él en el prólogo "peripatéticos".
¿Qué busca algo?.
Es evidente.  ¿Lo qué?...
Quizás a una musa perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario