Cada una de mis palabras, de mis pensamientos, tienen tantas letras como yo temores y esperanzas,y en la soledad compartida,de este mi pequeño espacio"DECOLORES",donde caben penas y alegrías,voy desnudando mi alma,materializando mis sueños.

Leeme

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

this widget by www.AllBlogTools.com

miércoles, 26 de enero de 2011

MELANCOLÍA

La lluvia,
esta noche mi rostro mojaba,
me encaminaba,
sola,
perdida,
triste,
angustiada,
y jugaba con mi pensamientos,
y soñaba,
y sentía nostalgia,
y soñaba,
y un lejano deseo
se fundía en mi alma.
Chus

Volví a mi casa, triste cansada, buscando mi tiempo, mi espacio, mi yo, un instante que fuese mio, solo mio, después de una larga jornada, me senté y cogí un libro, un libro de poemas, ¿qué buscaba?, ¿qué esperaba encontrar?, no lo se.
Quizás todo, quizás nada.

Libro de las alucinaciones

Teoría

Un instante vacío
de acción puede poblarse solamente
de nostalgia o de vino.

Hay quien lo llena de palabras vivas,
de poesía (acción
de espectros, vino con remordimiento).

Cuando la vida se detiene,
se escribe lo pasado o lo imposible
para que los demás vivan aquello
que ya vivió (o que no vivió) el poeta.
Él no puede dar vino,
nostalgia a los demás: sólo palabras.
Si les pudiese dar acción...

La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje los objetos
que duermen en la playa.
La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar:
da apariencia de vida
a lo inmóvil, a lo paralizado.
Y el leño que arde,
las conchas que las olas traen o llevan,
el papel que arrebata el viento,
destellan una vida momentánea
entre dos inmovilidades.

Pero los que están vivos,
los henchidos de acción,
los palpitantes de nostalgia o vino,
esos... felices, bienaventurados,
porque no necesitan las palabras,
como el caballo corre, aunque no sople el viento,
y vuela la gaviota, aunque esté seco el mar,
y el hombre llora, y canta,
proyecta y edifica, aun sin el fuego.

José Hierro

6 comentarios:

  1. Detallas momentos que los tenemos todos en algùn momento: deseos de paz interior, de relax, de calma... para encontrarnos con nuestro yo más profundo.

    Momentos muy necesarios por otra parte.

    Me encanta la foto de la playa, Chus, porque en esa foto podemos encontrar los sentimientos que buscas en tu poema.

    ¿Te está gustando "El jardín prohibido"? Me lo regalaron por mi cumpleaños y todavía no empecé a leerlo pero no tiene mala pinta.

    El poema de Hierro... no soy mucho de poesía, ya sbes pero disiento con él en el hecho de que yo creo que todos, todos, en algún momento necesitamos palabras que nos curen, que nos abracen, que nos calmen, que nos quieran... los henchidos de acción o los palpitantes de nostalgia... todos.

    las palabras son necesarias para transmitir, para vivir.

    biquiños.
    Aldabra

    ResponderEliminar
  2. Yo también disiento con él, también necesito de esas palabras,necesito escucharlas, aunque a veces no sean las que quiero o espero oír, pero eso no importa, lo que importa es que hay alguien a quien quieres o aprecias que está ahí para decírtelas y con ello mostrarte que le importas.
    "El jardín olvidado" me gusto, es de esos que se leen de un tirón, misteriosa y con un leve toque romántico, no obstante los he leído mejores.

    ResponderEliminar
  3. Si Chus,todos buscamos ese espacio sólo nuestro de paz y de reflexión , algo así como nuestro jardin feliz a veces tan díficil de encontrar en el que podemos encontrarnos a nosotros mismos ,dejando afuera los problemas y conflictos , un espacio reservado para cada uno que debemos de cuidar y proteger y que los demás nos deben respetar.
    Un besiño

    ResponderEliminar
  4. Nunca se me hubiera ocurrido buscar en la poesía el consuelo para estos días humedos y tristes, pero lo probaré.

    ResponderEliminar
  5. Tu poema...el poema de Hierro son maravillosos sin duda; pero tu prosa me ha conmovido :)

    Te mando besos de colores :)

    ResponderEliminar
  6. Tu poema es hermoso y lleno de vida en la búsqueda y la nostalgia, y es cierto, debemos encontrar en las lágrimas la dulzura necesaia para andar.

    Muy bueno también el poema de Hierro.

    Gracias mil por tu presencia en mi humilde casita.

    ResponderEliminar